MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

El Banco de España constata que los beneficios de las empresas en 2022 fueron «muy superiores» a los cosechados al cierre del año anterior, con un incremento del 91,3% del resultado ordinario neto, frente al 32,1% de 2021.

Así se refleja en los últimos datos sobre la evolución económica y financiera de las empresas españolas hasta el cuarto trimestre de 2022, que se realiza a partir de los datos de la Central de Balances publicados este lunes.

Según los datos del organismo, el beneficio de las compañías se incrementó en 2022 hasta alcanzar niveles «muy superiores», aunque esta tendencia no fue simétrica en el conjunto de la economía española. De hecho, pese al aumento en volumen, solo el 55,3% de las compañías experimentó un crecimiento en sus resultados.

El Banco de España explica esta evolución «fundamentalmente» en el aumento del valor añadido bruto (VAB) en un 21,4% y de los ingresos financieros en un 69%. Asimismo, destacó la contribución de la energía, que fue responsable de 26,7 puntos del porcentaje total.

También mejoró la marcha de la actividad económica, ya que la cifra neta de negocios de las empresas creció en 2022 a un ritmo del 41,3% frente al incremento del 20,7% que experimentó la muestra en 2021. Esta evolución positiva se observó en todos los sectores, aunque volvió a despuntar el sector de la energía.

Como resultado, el valor añadido bruto (VAB) aumentó hasta diciembre de 2022 un 27% frente al 10,6% del año previo.

Por su parte, los gastos de personal también crecieron hasta diciembre y lo hicieron un 6,5%, impulsados por el ascenso de las remuneraciones (+3%).

Quizás también te interese:  La economía de participación para vencer el estancamiento con inflación