– La federación agrupa los bancos de alimentos distribuidos en toda España que trabajan para cubrir la demanda que va en aumento desde la pandemia y que se ve agravada por la inflación

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal), que coordina la red de los 54 centros de distribución de alimentos en nuestro país, intensifica estos días su labor con las 7.500 entidades benéficas con las que opera con la finalidad de garantizar la distribución de alimentos entre las personas que más lo necesitan.

En un contexto de aumento continuado de la demanda que no ha cesado desde el inicio de la pandemia, ahora los bancos de alimentos asociados a Fesbal deben hacer frente a la crisis que ha supuesto la inflación generalizada de los precios y su efecto directo en la cesta de la compra de las familias.

Atendiendo a esta emergencia, Grupo Gallo efectuará la donación de 10.000 bricks de caldo natural que se entregarán en Bancos de Alimentos de todo el país, poniendo especial atención a aquellas regiones que están acusando más la ola de frío. La primera donación se ha llevado este jueves, en la sede del Banco de Alimentos de Madrid, en el Colegio San Ignacio, con la llegada del camión cargado con cerca de 3.000 bricks de caldos naturales.

Con esta acción, Grupo Gallo explicó que responde al compromiso que la compañía mantiene «desde hace décadas con las familias de este país». «Un compromiso de cercanía, especialmente con las personas más vulnerables, contribuyendo a su bienestar a través de la alimentación. Creemos que un plato de sopa elaborada con un caldo nutritivo y de calidad como el que elaboramos en Gallo llevará a los hogares la calidez que muchas familias necesitan en estos días», afirmó la directora de Marketing, Comunicación y Sostenibilidad de Grupo Gallo, Noemí García.

Quizás también te interese:  El boom de la solar en las zonas de costa

La distribución se efectuará acorde a las prioridades que marque Fesbal y tendrá en cuenta aquellos bancos de alimentos ubicados en las regiones españolas que acusen más la bajada de temperaturas que ha traído la ola de frío. El plan definido por Fesbal incluye los Bancos de Alimentos de Ávila, Palencia, Soria, Zamora y Ponferrada, en Castilla y León.

Actualmente, los Bancos de Alimentos de Fesbal están cubriendo las necesidades l más de 1,3 millones de personas que se benefician de la distribución de alimentos. El subdirector del gabinete técnico de Fesbal, Pedro Castaños, considera que «la coyuntura actual sitúa la red de bancos de alimentos como una pieza clave para asegurar la respuesta inmediata al problema para alimentarse de forma adecuada que sufren cada vez más familias en nuestro país».

En este sentido, y en el contexto de la ola de frío que afecta nuestro país desde hace una semana, «es indudable que todo el mundo piensa en un plato caliente que ayude a combatirá las bajas temperaturas. Normalmente, la necesidad de alimentos está vinculada a una situación de escasez de recursos que implica que, además de faltar un plato adecuado en la mesa, tampoco se pueda conectar la calefacción en el hogar. En este sentido, el hecho de poder contar con donaciones de productos como los caldos de Gallo se adecuan perfectamente a la situación actúa», explicó el portavoz de Fesbal.

En ese sentido, desde la federación hacen un llamamiento a empresas y organizaciones «para intensificar el compromiso con entidades sociales que, como FESBAL desde hace casi 30 años, luchan para hacer más digna la situación de tantas personas que con el agravamiento de la situación económica tienen que renunciar a alimentos esenciales. Todo ello en un contexto de desperdicio alimentario alarmante», indicó.

Quizás también te interese:  La compañía de ciencia y tecnología Merck premia la investigación de estudiantes del CEU

En el contexto de esta ola de frío, Grupo Gallo ha reforzado la acción con una segunda donación con World Central Kitchen (WCK). El objetivo es contribuir a la capacidad de respuesta ante situaciones de emergencia climática en que está especializada esta ONG. «Ahora estamos con una campaña de frío aquí, y no sólo por la gente que está en la calle», advirtió Pepa Muñoz, chef de WCK, «sino también por muchas personas mayores que no pueden bajar a hacer la compra y tienen una alimentación más blanda. En esta situación -añade- el caldo les da vida».

Pepa Muñoz señaló que la bajada de temperaturas de estos días ha puesto en alerta a infinidad de organizaciones y asociaciones que están requiriendo la distribución de menús, en los que alimentos como la sopa caliente, son ideales en las circunstancias actuales. «Ahora mismo, esta donación que vamos a recibir por parte de pastas Gallo, ya tiene destino en distintos barrios de Madrid que son bastante vulnerables», añadió.