– Junto a Francia y Bélgica, soportarán 10 puntos más de deuda respecto a 2019

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

España e Italia son las economías «más vulnerables» de la eurozona a costes por intereses más altos debido a «los grandes incrementos de deuda pública desde la pandemia, a un porcentaje de deuda flotante relativamente alto y a la deuda de próximo vencimiento» en 2023.

Así se desprende del análisis ‘2023 outlook is negative driven by the energy crisis and geopolitics’ publicado por la agencia calificadora de deuda y en la que realiza un análisis sobre el estado de las deudas de los países en 2023.

El informe apunta que en este ejercicio solo Grecia, Irlanda, Chipre, Portugal y Croacia tendrán niveles de duda por debajo de los de 2019 y que los niveles se moverán entre el 22,6% del PIB en Estonia y el 162,9% en Grecia.

La previsión es que entre los Estados con una deuda por encima del 100% del PIB, Italia, España, Francia y Bélgica soportarán niveles «más de 10 puntos porcentuales por encima que sus niveles prepandemia».

Sobre la vulnerabilidad específica de España, Francia e Italia, detalla que la deuda a corto plazo y la deuda a largo plazo con vencimiento inferior a un año asciende al 20,8% del PIB en Italia, al 17,0% en España y al 14,4% en Francia. No obstante, apunta que el vencimiento medio relativamente largo de los títulos de deuda pública, que es de 7,1 años en Italia, 7,7 años en España y 8,4 años en Francia, limitará «el traspaso a las métricas de asequibilidad de la deuda en los próximos años».

A pesar de ello, para la agencia calificadora el «atractivo» de Francia para los inversionistas, dada su «solidez financiera pública significativamente mayor y su condición de moneda de reserva», reduce sus riesgos en comparación con Italia y España.

Quizás también te interese:  El 20% de las empresas españolas tienen más de un 50% de mujeres en sus órganos de dirección, 11 puntos más que hace un año

En su análisis general, el informe apunta que su previsión para la solvencia para la eurozona es «negativa» de cara al año 2023 pues «la crisis energética, los tipos de interés crecientes y una demanda externa débil desencadenarán una leve recesión» en este ejercicio.

Para Moody’s, las medidas de apoyo de los Gobiernos «contendrán los efectos sociales de la crisis energética, pero en muchos casos contrarrestarán la consolidación fiscal que se ha observado tras la pandemia».

«Aunque el elevado crecimiento del PIB nominal llevará mayoritariamente a una moderada caída de los endeudamientos, estos se mantendrán por encima de niveles prepandemia y los tipos de interés crecientes debilitarán gradualmente las métricas de asequibilidad», resalta.

En cuanto al comportamiento económico de los Estados, el análisis prevé que un 60% de los Estados de la eurozona entren en recesión en 2023. Con ello, las contracciones en Alemania, Italia y Eslovaquia harán a retroceder el PIB de estos Estados por debajo de niveles prepandemia, mientras que la previsión de crecimiento del 0,9% para España «no será suficiente» para devolver su economía a niveles de 2019.

Además, el análisis señala que los riesgos de la política nacional son mayores para los países con elecciones próximas o coaliciones «fraccionadas», resaltando que hay comicios programados en Estonia (marzo), Finlandia (abril), Grecia (julio), Luxemburgo (octubre) y España (diciembre).

Asimismo, se apunta que los riesgos son «elevados» para aquellos países con «dinámicas de inestabilidad política ya existentes o con desafíos sociopolíticos como una elevada desigualdad de rentas o un alto desempleo juvenil», que son «claramente visibles» en Italia y España.

Quizás también te interese:  Guía completa: Cómo aprovechar al máximo las oportunidades de financiamiento para proyectos de desarrollo de parques culturales