MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La industria tecnológica española aumentó su facturación un 5,2% en 2021, alcanzando los 114.493 millones de euros, según el ‘Barómetro de la Economía Digital 2022’ de Ametic.

Esto convierte a España en el séptimo país europeo en crecimiento de digitalización. Por eso, los perfiles STEM cobran una mayor relevancia y están cada vez más demandados por las empresas que quieren dar respuesta a los retos tecnológicos del mercado.

Las carreras STEM son todas las profesiones que incluyen estudios, conocimientos y habilidades relacionadas con las disciplinas técnicas como ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Estos ámbitos históricamente se han caracterizado por la presencia de hombres, algo que paulatinamente ha ido mejorando gracias a que las mujeres tienen más protagonismo en este tipo de disciplinas.

Pese a ello, en España tan sólo un 13% de población femenina se gradúa en carreras STEM, demostrando que todavía queda camino por recorrer para alcanzar la media europea, situada en un 32% según el informe ‘Mujeres en la tecnología: la mejor apuesta para resolver la escasez de talento en Europa’ elaborado por McKinsey & Company.

En este sentido, muchas compañías tecnológicas apuestan cada vez más por incluir en sus plantillas perfiles femeninos especializados en carreras STEM que abarquen todos los niveles de la empresa, desde rangos inferiores hasta cargos directivos. Por ejemplo, las mujeres en puestos de responsabilidad en empresas de Tecnología y Telecomunicaciones representan sólo del 11,5% de las directivas, según el Estudio de Fedea, realizado con datos de la CNMV.

Actualmente, estas empresas establecidas en España tienen una media del 30% de presencia femenina en sus plantillas, según un estudio elaborado por Accenture, lo que demuestra que todavía queda margen para alcanzar cifras de igualdad real.

Quizás también te interese:  Economía de la Inteligencia Artificial en la Gestión de Proyectos

Una de las compañías que se encuentra por encima de la media es Minsait, líder en transformación digital perteneciente a Indra, que cuenta con cifras de mujeres superiores a las de otras empresas del sector tecnológico. Actualmente, ellas representan el 34% de una plantilla de más de 46.000 personas en todo el mundo, la mitad de ellas en nuestro país. Además, en su reciente Plan de Igualdad la compañía tiene el compromiso de aumentar esta cifra a un 37% en 2024. Otras de las medidas que se recogen en este plan son, entre otras, promover la igualdad, mejoras en la conciliación, formación en liderazgo femenino y políticas que promuevan la inclusividad.

Por su parte, Capgemini en 2022 contó con una presencia muy similar a Minsait, ya que el 33% de su plantilla son mujeres. Además, uno de los objetivos que esta compañía se ha propuesto es alcanzar en 2025 un 40% de profesionales femeninas en sus equipos, así como que el 30% se encuentren en puestos de liderazgo ejecutivo.

Otra de las compañías tecnológicas es NTT Data, la empresa especializada en la integración de sistemas con más de 18.000 trabajadores en España, cuenta con un 29% de perfiles femeninos entre sus profesionales, porcentaje algo inferior a la media.

Así, estas empresas son conscientes del compromiso que deben adquirir para seguir apostando por las mujeres dentro de sus equipos. Implantar medidas que promuevan la inclusividad e igualdad, mejoras en la conciliación o la realización de campañas para fomentar el interés por carreras STEM, son algunas de las medidas que pueden llevar a cabo si quieren mejorar sus ratios de incorporaciones femeninas en sus corporaciones.

Quizás también te interese:  Economía de la Nanomedicina: Aplicaciones y Potencial Transformador