MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno, afirmó este lunes que «lógicamente deberíamos repercutir» el impuesto a la banca en los clientes y consideró que el nuevo gravamen se ha diseñado «muy mal» y «muy deprisa».

Así lo dijo durante su intervención en el ‘XIII Encuentro Financiero’ organizado por ‘Expansión’, KPMG, Microsoft y American Express.

González-Bueno afirmó que los impuestos «deben ser equilibrados y deben ser neutros» y apuntó que se verá si se repercute o no el nuevo tributo, «a ver cómo se aclara» este asunto, dado que, según recordó, el texto del impuesto establece que no se puede repercutir mientras que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el Banco Central Europeo (BCE) sí piden como recomendaciones generales repercutir en los precios los costes, incluidos los tributarios.

El consejero delegado del Sabadell consideró que esas diferencias muestran «el problema de legislar deprisa» y de «saltarse los procedimientos, y eso no es en absoluto recomendable».

En esta línea, afirmó que «no se sabe muy bien cuál es la motivación de un impuesto que se ha construido muy mal, muy deprisa». Destacó que «no ha tenido el sosiego que debe tener cualquier norma» porque no ha pasado por el Consejo de Estado y que «no se ha tramitado con el suficiente cuidado».

Contextualizó el impuesto en un momento económico de dificultad en el que el sector «sigue cotizando por debajo de su valor en libros».

Por otra parte, respecto al paquete de medidas para hipotecados vulnerables o en riesgo de serlo aprobado por el Gobierno con acuerdo con la banca, el consejero delegado del Sabadell subrayó que era «necesario abordar» esta situación y que el banco incluso irá «más lejos» porque lo aplicará a más clientes o a clientes distintos que lo soliciten.

Quizás también te interese:  Banca March lanza un nuevo fondo de renta fija para perfiles de riesgo moderado

A su juicio, «no hay que minimizar el impacto» de la subida de los tipos de interés en los hipotecados porque ha sido «muy rápida» y «no muy alta». Enfatizó que «sí que hay que tener una consideración importante» de ayudar a los clientes más vulnerables y justificó que «el negocio del banco no ha sido nunca quedarse con viviendas».