MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, se reafirmó este lunes en que recurrirá el impuesto a la banca «al día siguiente» de que se aplique, mientras que el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, señaló que esperarán al texto final y si ven que «no es conforme a derecho, nuestra obligación como gestores es recurrirlo».

Así lo pusieron de manifiesto ambos durante su intervención en el ‘XIII Encuentro Financiero’ organizado por ‘Expansión’, KPMG, Microsoft y American Express.

Dancausa se reafirmó en lo que ya avanzó hace unos meses de recurrir el impuesto: «Al día siguiente, yo lo tengo clarísimo».

La consejera delegada de Bankinter dio por «prácticamente» aprobado el impuesto al haber recibido luz verde en el Congreso de los Diputados la semana pasada y consideró que se ha hecho «a pesar de cientos de informes bien fundados» de organismos internacionales y expertos.

Lo consideró «injusto, discriminatorio y confiscatorio, construido sobre bases endebles que no responden a una justificación técnica».

Dancausa afirmó que le parece «importante enfrentarnos» con un recurso judicial porque, más allá del impuesto a este sector, a las energéticas o a las consideradas grandes fortunas, pidió «luchar por tener un sistema tributario que sea sólido, sostenible» y que «no responda a simples caprichos» procedentes del «populismo».

Del lado de CaixaBank, Gortázar aseveró que están «a la espera del resultado final» de la tramitación parlamentaria del impuesto y abogó por «esperar a ver el texto final» para decidir si lo recurrirán en los tribunales. Si hubiera «elementos» que hagan pensar que «no es conforme a derecho, nuestra obligación como gestores es recurrirlo», agregó.

Quizás también te interese:  La inversión inmobiliaria se reducirá en España hasta un 30% en 2023, según CBRE

Respecto al paquete de medidas para hipotecados vulnerables o en riesgo de serlo, Dancausa señaló que Bankinter se sumará, aunque se preguntó si servirán para «superar ese problema o simplemente supone aplazarlo». Dijo que todavía quedan «algunos flecos» por definir sobre el tratamiento en provisiones de los impagos y que en Bankinter tendrá menos impacto por el perfil económico más elevado de sus clientes.

Gortázar agregó que tenían la «visión interna de que era algo positivo» sumarse a las medidas y lo aprobaron la semana pasada formalmente. El acuerdo entre Gobierno y sector «me parece bueno», valoró.