MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

El Banco de España cree que el ahorro que aún acumulan los hogares derivado de la pandemia no proporcionará un impulso «muy significativo» al gasto en España, dado que hasta ahora, el impacto del que se ha utilizado ha sido «relativamente modesto».

Así se desprende de un artículo analítico publicado por el organismo este lunes sobre el impacto de la bolsa de ahorro de los hogares derivada de la pandemia en el consumo.

El Banco de España hace referencia a un estudio sobre expectativas de consumo del Banco Central Europeo (BCE) para recoger que solo un 15% de los hogares que elevaron su ahorro con el estallido de la crisis sanitaria habrían «desahorrado» con posterioridad.

El recurso por parte de estos hogares a los activos que habían acumulado previamente les habría permitido mantener, recientemente, una senda de consumo más dinámica que la del resto de las familias. No obstante, «dado el reducido tamaño de este colectivo de hogares, esto no habría redundado en un impulso muy significativo para los niveles de gasto agregados».

De cara a los próximos trimestres, «no cabría esperar» que el exceso de ahorro acumulado durante la pandemia, que ya se ha reducido «de forma apreciable» en los últimos meses «debido al incremento de los precios», vaya a proporcionar un impulso «muy significativo» al consumo agregado de los hogares.

El Banco de España apoya esta estimación en que la mayor parte del exceso de ahorro acumulado durante la pandemia se concentra en familias de renta alta, que presentan una menor propensión marginal a consumir.

Quizás también te interese:  El Puerto de Bilbao confía en que estibadores y empresas lleguen a un acuerdo "en los próximos días"

Además, apunta que la incertidumbre que caracteriza la coyuntura geopolítica y macrofinanciera actual habría incrementado, al menos en el corto plazo, el ahorro por motivos de precaución. A ello se suma que el repunte «significativo» que se ha observado en el coste de la deuda en los últimos meses también «podría incentivar a los hogares a destinar parte del ahorro acumulado, en lugar de al consumo, a la amortización de préstamos».