MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

El 42% de las empresas españolas aumentó en los últimos cinco años su orientación hacia la economía ‘silver’, dirigida a un grupo de consumidores de más de 55 años con gran poder adquisitivo.

Según informó este martes el Centro de Investigación Ageingnomics de Fundación Mapfre, su estudio ‘Monitor de Empresas de la Economía Sénior 2023’ reconoció que el incremento en la esperanza de vida en España ha convertido al colectivo sénior, formado por personas mayores de 55 años, en una generación clave para el impulso de las empresas debido a los consumidores ‘silver’, que cuentan con gran poder adquisitivo y demandan productos y servicios específicos, adaptados a sus necesidades y deseos.

Sin embargo, solo dos de cada cinco empresas españolas (21%) relacionan el término ‘envejecimiento poblacional’ con oportunidades, y tan solo un 3% hace lo propio con el término ‘rentabilidad’, según revela la encuesta del estudio que analiza las estrategias, productos, campañas y ofertas comerciales dirigidas al segmento sénior de las entidades españolas.

El mercado de la economía sénior puede generar riqueza pero, sobre todo, funcionar como factor dinamizador en la creación de bienes y servicios. En el ‘III Barómetro del Consumidor Sénior’ elaborado por esta misma entidad ya se destacaba que el 25% del PIB en España lo aportan los mayores de 55 años, lo que demuestra que, lejos de ser una carga para el crecimiento económico, son el colectivo con la mayor capacidad de gasto.

40% DE LA FACTURACIÓN

El 56% de las organizaciones encuestadas reconoce que más del 40% de su facturación procede del colectivo sénior, y el 52% afirma que el peso del segmento ‘silver’ en el consumo de unidades de productos y servicios es mayor al 41% del total.

Quizás también te interese:  La Fundación Romper Barreras ofrece un banco gratuito de voces para niños con discapacidad en el habla

Esto podría revelar el motivo por el cual estas acciones orientadas al segmento sénior se impulsen vinculándose, principalmente, con el propio desarrollo de negocio. A la hora de preguntar a las compañías con qué aspecto relacionan la puesta en marcha de iniciativas dirigidas a los ‘silver’, el 52% menciona la estrategia empresarial como el principal motivo, por encima de otros como la Responsabilidad Social Corporativa (30%) o la competitividad (12%).

A pesar del impacto positivo de la economía sénior en la facturación de las empresas, hay muy pocas organizaciones que se hayan especializado exclusivamente en las necesidades de este grupo: sólo el 21% de las entidades españolas reconoce tener una estrategia productiva o comercial concreta orientada al colectivo sénior. Del porcentaje restante, el 39% afirma tenerlos en cuenta, pero no de forma exclusiva, y cuatro de cada 10 indica no disponer de ninguna iniciativa vinculada con este grupo poblacional.

Los trabajadores sénior pueden contribuir en mayor medida a la identificación de necesidades y diseño de soluciones y campañas para estos clientes, el ‘Monitor de Empresas la Economía Sénior 2023’ recoge también dos indicadores relativos al peso de los trabajadores mayores de 55 años en la estructura de personal de la empresa, así como en los planes o medidas concretas encaminadas a la incorporación, retención o gestión del talento sénior en la plantilla.

En este caso, como muestra el estudio, sólo tres de cada 10 empresas confirman que tienen algún plan o medida concreta encaminada a la retención, incorporación o gestión del talento sénior, y únicamente dos de cada 10 trabajadores de las empresas tienen 55 años o más.

Quizás también te interese:  Economía de la Psicología del Consumidor en la Moda: Tendencias y Comportamientos