-Apunta a que «en las próximas semanas» Bruselas apruebe el segundo pago a España de 12.000 millones

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, señaló este miércoles que, en el proyecto de Ley de Crecimiento y Creación de Empresas, conocido como la Ley Crea y Crece, que se tramita en el Congreso de los Diputados, se va a posibilitar que las gestoras de instituciones de inversión colectiva sean sociedades de responsabilidad limitada y se va a reducir la carga administrativa.

Así lo señaló ante representantes del sector de la inversión colectiva reunidos hoy para la Asamblea General de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

García Andrés comentó que en la Ley Crea y Crece, en tramitación parlamentaria, habrá «mejoras» para la inversión colectiva como la eliminación de la obligación de entregar el informe trimestral para reducir la carga administrativa y se va a establecer el canal telemático como medio habitual de relación con los accionistas y partícipes.

Esta ley, junto a la de startups y la reforma concursal son las principales a aprobar en la primera parte del año para cumplir con el calendario de reformas comprometido con Bruselas.

En este sentido, el secretario de Estado afirmó que «en las próximas semanas la Comisión Europea tendrá que aprobar el segundo de los pagos a cuenta de las reformas» para España, por un importe de 12.000 millones de euros, el más voluminoso de la serie de pagos prevista.

Otra de las leyes aprobadas y comprometidas es la que impulsa los planes de pensiones ligados al empleo de la que el secretario de Estado destacó que «claramente ha evolucionado» en la tramitación parlamentaria.

Quizás también te interese:  Economía de la Nanotecnología en la Agricultura: Aplicaciones y Desafíos

«La manera en que se ha hecho y el tipo de reforma que se ha hecho ha generado, digamos, una reacción de inquietud en el sector» y «lo hemos hablado» con la patronal de las aseguradoras Unespa, dijo el secretario de Estado. «Entiendo las reacciones, pero creo que es una reforma bien pensada, bien fundamentada», añadió, y prometió no escatimar «ningún recurso a la hora de poner esta reforma en funcionamiento».

De ella destacó que los trabajadores «participarán en los resultados de las empresas» con las contribuciones a planes de pensiones de empleo y aseguró que es «una oportunidad para el sector».

García Andrés también se refirió a la reforma laboral para destacar que, con datos de mayo, casi uno de cada dos contratos firmados es indefinido y eso supondrá «capacidad de gasto» e ingresos públicos.

Reafirmó que «la recuperación no se para» pese al impacto de la guerra, de la que reconoció que tendrá implicaciones a medio y largo plazo. No obstante, enfatizó que hay «elementos de cara» como el plan de recuperación o la situación del mercado laboral.

La inversión «viene creciendo a tasas cercanas al 10% y va a mantener el dinamismo» y el turismo está creando empleo y se acercará este año a niveles de 2019, aunque «probablemente se quede algo por debajo».

Por su parte, el presidente de Inverco, Ángel Martínez-Aldama, reconoció que la ley de planes de pensiones «ha mejorado de una manera importante» en el Congreso y confió en que en el Senado se introduzca un régimen transitorio para que, mientras se negocia el plan de empleo, «no permita parar la rueda» durante años. Indicó que más de 3.600 convenios sectoriales terminan su vigencia.

Quizás también te interese:  Convenios Colectivos y Economía Circular: Estrategias para una Producción Sostenible

A juicio de Martínez-Aldama, «vamos a estar en un terreno en el que pasarán dos, tres o cinco años para que sea una realidad palpable» la nueva ley.