Cómo leer entrelíneas en los anuncios de empleo

Por Bernadette Winter (dpa) – Algunos buscan a un líder audaz, capaz de avanzar con decisión, mientras que otros promueven las jerarquías horizontales. Los anuncios de empleo pueden ser muy distintos entre sí, algo que bien saben quienes buscan un trabajo.

Pero, ¿es posible averiguar algo acerca del futuro empleador a través de estos avisos? ¿Es posible que se puedan leer entrelíneas más detalles de lo que se creía?

Wolfram C. Tröger, vicepresidente de la Asociación Federal de Asesores de Empresas Alemanas, afirma que los avisos de empleo cambiaron en los últimos años. En su opinión, ya no se trata solo de dejar en claro tareas y expectativas. Sin embargo, cree que, al igual que antes, son una forma que tienen las empresas de generar curiosidad y llamar la atención sobre una vacante.

Apunta que en el caso de los avisos, influye mucho el medio en el que se publican. En un portal online, por ejemplo, es más frecuente que el empleo sea descrito a través de algunos “bullet-points”. “Es difícil leer entrelíneas en estos casos”, concede.

Tröger señala que, en los avisos bien hechos, por lo general los puntos prioritarios figuran bien arriba, destacados, al igual que en los CVs. Los candidatos deben poder distinguir qué condiciones deben reunir sí o sí y cuáles son deseables.

“Las personas responsables del área de personal valoran cuando durante la entrevista los candidatos son sinceros con qué pueden hacer y aportar y en qué puntos deben seguir formándose”, señala  Inga Dransfeld-Haase.

La mayoría de las empresas sabe que el candidato perfecto no existe. Por eso, la presidenta de la Asociación Federal de Gerentes de Personal (BPM) de Alemania aconseja al empleador tener en claro qué es importante para él y revisar el texto en base a eso.

¿Dice “nosotros” en el aviso? ¿Se destacan atributos como la capacidad de imponerse, que suenan muy masculinos? ¿Se valora la compatibilidad entre trabajo y familia, o al menos se la desea?

“Las empresas que entendieron que tenemos un mercado con muchos candidatos destacan sus aspectos positivos”, dice también Tröger. Es decir, mencionan primero el puesto, luego las ofertas y después los requisitos para esa actividad. Las ofertas pueden ir desde una guardería hasta  características especiales del puesto, pasando por el horario de trabajo o la posibilidad de teletrabajo.

Esto permite adivinar que la empresa se interesa por el mercado y sus desarrollos. “Eso me lleva a pensar que son algo más innovadores y tienen más en cuenta a sus empleados, aunque no necesariamente es así”, afirma el asesor. A fin de cuentas, recuerda que no hay que perder de vista que no todas las empresas son lo que afirman ser.

Para Dransfeld-Haase, leer entrelíneas en estos avisos es como hacerlo con el folleto de un hotel. “Somos una empresa dinámica” puede significar que el crecimiento fue rápido pero las estructuras quedaron rezagadas. “Un equipo consolidado” puede significar que para el nuevo integrante será difícil incorporarse a un grupo que se conoce y lleva mucho tiempo trabajando en conjunto.

Cuando se anuncia en un aviso que se está buscando una personalidad estructurada, puede querer decir que hay muchos creativos en ese sector y se ansía algo de equilibrio. De acuerdo con Dransfeld-Haase, esto habla de la calidad de la búsqueda.

También conviene prestar atención a las formulaciones: ¿se contradicen los atributos que debe tener un candidato? “En esos casos se puede suponer que la empresa no pensó mucho al respecto”, opina Tröger y cita como ejemplo una búsqueda que mencione como atributos deseados “capacidad de imponerse y de trabajar en equipo”.

Según Tröger, los puntos que se deducen o se creen deducir del anuncio de empleo deben contrastarse siempre de nuevo con la página web u otros portales de evaluación. Dransfeld-Haase recomienda: “Recurra a su propia red de contactos y fíjese si conoce a alguien que trabaje allí para investigar la cultura de la empresa”.

A menudo se puede encontrar más información que la del sitio web de la empresa navegando en Internet, donde es posible dar con  comunicados de prensa o informes en los medios. ¿Cómo se celebran los aniversarios? ¿Acaso la empresa salió de la insolvencia hace un tiempo?

Tröger también recomienda a todos los candidatos llamar por teléfono. ¿Se nombra a un referente de personal? Si uno se quiere presentar al puesto, puede llamar y aclarar las dudas que haya planteado el anuncio de empleo.

En primer lugar, esto permite posicionarse y, en segundo, contar con una primera impresión de la empresa. La segunda mejor opción es enviar un correo electrónico. Tröger indica que siempre es una buena señal cuando las empresas están dispuestas a ofrecer este tipo de apoyo.

Fuente: dpa