– Valora que la «responsabilidad» de España le permite «liderar el debate sobre la reforma de las reglas fiscales» en la UE

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital en funciones, Nadia Calviño, expresó su deseo de que la subida de tipos de interés anunciada este jueves por el Banco Central Europeo (BCE) «ponga fin al rápido incremento» que se ha vivido en los últimos meses y que «entremos en una fase de mayor estabilidad en este contexto».

Calviño se expresó de este modo en declaraciones a los medios tras intervenir en la jornada ‘Diálogos con el sector bancario por el progreso económico y social’ organizada por las tres patronales del sector financiero -AEB, CECA y Unacc- con apoyo de Abanca y en colaboración con la Presidencia española del Consejo de la UE, que se celebró en Galicia.

Al ser preguntada por la subida de tipos anunciada por el BCE este jueves en otros 25 puntos básicos, Calviño pidió esperar a las «explicaciones» del organismo europeo e insistió en su deseo de que concluya esta fase. «Vamos a atender con gran atención a las explicaciones que comparta el BCE y confiamos en que de ellas se desprenda que esta subida pone fin al rápido incremento de los tipos de interés que hemos vivido en el último año», ahondó.

La vicepresidenta económica también indicó que España es el país europeo que tiene «un mayor crecimiento y una menor inflación y se encuentra en una situación de relativa ventaja con respecto a otros países que se encuentran en recesión o con un crecimiento más débil y una inflación más importante».

Quizás también te interese:  La economía española crecerá un 1% en 2023 y evitará la recesión, según Esade

A su juicio, «eso explica la dificultad» del BCE a la hora de articular una política monetaria que pueda «responder» a las situaciones diferentes de cada país.

REGLAS FISCALES EN LA UE

Antes, en una intervención institucional, Calviño señaló que la política de «responsabilidad fiscal» llevada a cabo por España le «permite liderar el debate sobre la reforma de las reglas fiscales» en la Unión Europea. Además, presumió de las medidas que el Gobierno ha adoptado para afrontar desafíos como la transición digital, la ecológica o el reto demográfico.

«Hemos hecho los deberes y eso es lo que nos permite hoy presidir las reuniones de los Consejos de Ministros con la confianza de que podremos contribuir a reforzar» la UE y su papel «en el nuevo contexto internacional».

Asimismo, aprovechó su intervención para poner de relieve que todos los retos que España y Europa afrontan como sociedad «no depende solo de los gobiernos, sino de todos los agentes» sociales y económicos, entre los que citó especialmente al sector financiero.

Por último, la vicepresidenta primera puso en valor el papel de España en la presidencia rotatoria que ostenta en la actualidad en la UE y subrayó que es la «puerta de entrada» de Europa en Latinoamérica y viceversa.