MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, consideró este lunes que el impuesto extraordinario a los bancos y las empresas eléctricas que el PSOE y Podemos registraron la semana pasada en el Congreso de los Diputados «no es suficiente», sino que «era lo mínimo que se podía hacer», pero instó a las empresas afectadas a que «dejen de abochornar a la ciudadanía» y «se dejen de batallas jurídicas» para tratar de eludir el gravamen.

Así lo expuso en una entrevista en TVE recogida por Servimedia en la que sostuvo que los bancos y las eléctricas están incrementando sus beneficios y proporcionalmente aportan a la fiscalidad menos que las pymes. Defendió que el hecho de que paguen más impuestos «era de absoluto sentido común», porque esas contribuciones «financian los servicios públicos que nos hacen más iguales».

Además, Belarra, que desde el principio se declaró «muy satisfecha de haber podido convencer al socio de Gobierno», el PSOE, de la idoneidad de gravar de manera extraordinaria a los bancos y las eléctricas, así como de haber hecho «objeto de debate público el tema de la justicia fiscal», quiso recordar después que esta medida «está en el acuerdo de Gobierno» firmado por ambas formaciones en enero de 2020, aunque «el socio ha ido posponiendo este debate».

La líder de Podemos no concretó qué otros tipos de impuestos debería adoptar el Gobierno, pero sí atestiguó que ya «han comenzado las conversaciones» con el PSOE de cara a los Presupuestos Generales del Estado de 2023, que, como en otras ocasiones, apuntó que «van a ser muy importantes para ver si el giro que se produjo en el Debate del Estado de la Nación se traduce en hechos concretos y políticas valientes».

Quizás también te interese:  Casi el 70% de los españoles está satisfecho con los servicios de Internet y telefonía móvil

En concreto, volvió a enumerar la Ley de Familias del Ministerio que dirige, el de Derechos Sociales y Agenda 2030, con la renta universal de crianza de 100 euros al mes y los permisos de maternidad y paternidad de seis meses, y la promoción de un sistema estatal de cuidados con una inversión de 800 millones de euros. No obstante, Belarra aseguró una vez más que Unidas Podemos han sido «los principales garantes de la estabilidad del Gobierno» y lo van a «seguir siendo» hasta el final de la legislatura.