Creación de despachos con mamparas de oficina, una tendencia muy útil

El verano se puede convertir en el momento perfecto para las reformas de la oficina. Las vacaciones del personal, un ambiente más relajado en el ritmo de trabajo según los sectores y la posibilidad de mover los despachos cubriendo vacantes permite que los operarios puedan trabajar a gusto dando una nueva estructura antes de que llegue la famosa vuelta al cole, con el retorno del ritmo en septiembre.

Una de las tendencias de este sector es el uso de mamparas de oficina para despachos, una solución rápida, más económica y, sobre todo, más versátil puesto que se podrían incluso ir modificando según la necesidad.

El uso de este tipo de estructuras, cada vez más conseguidas, ha permitido reformar espacios en casi tiempo record y sin apenas incordio en el día a día de cualquier centro de trabajo. Las posibilidades y materiales disponibles en el mercado han convencido a miles de despachos en España para que sea esta la solución más valorada.

«La tendencia pasa por apostar por soluciones versátiles que apenas ocupen o interfieran en el trabajo de los centros a los que acudimos. La ventaja del tipo de producto que ofrecemos es precisamente que cumple con la función que se necesita, adaptándose a los espacios y dotando de una solución firme y versátil que apenas lleva tiempo de montaje si se compara con una obra y que, en caso de necesitarlo, es mucho más fácil de volver a rectificar para ampliar o reestructurar espacios» explica el fabricante mamparas de oficina Espamodu. Porque acudiendo, además, a los fabricantes, las posibilidades de un proyecto a medida es aún mayor.

Cuáles son las ventajas principales de este método

  1. Tiempo: se recorta el tiempo de desarrollo de la nueva estructura que se dará a la oficina sin interferir apenas en el trabajo diario de los empleados.
  2. Limpieza: al no ser una obra, el ruido y limpieza son mucho mayores.
  3. Versatilidad: se adapta sin problemas a las necesidades presentes, pero también a las futuras sin apenas desperdiciar la inversión inicial.
  4. Coste: al no necesitar de obra al uso, su coste suele ser menor para la compañía.
  5. Materiales: el uso de madera o incluso vidrio conjugan perfectamente con cualquier tipo de decoración, respetando incluso la luz natural del propio despacho.
  6. Personalización: a través del vinilo cada centro o despacho puede ser personalizado a demanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.