MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

Vodafone ha modificado el modelo de contrato existente con sus clientes debido al aumento de los precios al consumidor (IPC) y al consiguiente aumento encadenado del precio de la energía, costes, servicios y proveedores. De esta forma, la operadora europea vinculará la evolución del IPC promedio de forma automática en sus tarifas cada año de manera predecible y completamente transparente para sus clientes.

Esta medida persigue consolidar la sostenibilidad del negocio a largo plazo y asegurar los recursos necesarios para redes, productos y servicios en España.

En este sentido, a pesar del fuerte crecimiento interanual del sector en clientes y en consumo de datos, los precios de la telefonía móvil han caído un 32% desde 2008, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), con pérdidas de más del 34% de los ingresos en los últimos 10 años y una erosión del valor del negocio en aproximadamente un 50%, lo que ha reducido la capacidad de inversión de los operadores en infraestructuras para las nuevas redes de telecomunicaciones 5G.

La fórmula del IPC aplicada por la operadora europea se establecerá mediante la cifra oficial del IPC interanual promedio, calculado desde octubre del año anterior hasta septiembre del año en curso. Vodafone introducirá esta cláusula en los nuevos contratos esta semana y lo comunicará gradualmente a los clientes existentes durante las próximas semanas. La implementación de este nuevo modelo se producirá en el primer trimestre de 2023.

Por otro lado, los clientes vulnerables desde un punto de vista financiero que tienen contratadas las tarifas sociales de la operadora no se verán afectados por el nuevo modelo.

Quizás también te interese:  ATA contrasta los "malos datos" de la EPA con la "algarabía que muestran algunos" sobre la marcha de la economía