Siempre oímos que la tecnología es el futuro, pero lo cierto es que no es así. La tecnología es el hoy, es el presente y ya no podemos vivir sin ella.

Muchos piensan que es demasiado tarde para formarse en el sector tecnológico y que su edad para estudiar ya ha pasado. Pero lo cierto es que nunca es tarde para aprender nuevas disciplinas como la programación, y estudiar un bootcamp en programación web y desarrollo web está al alcance de todos.

Una vez comprendido esto, y convencido de que nunca es tarde para aprender a programar, seguramente te estén asaltando varias dudas:

  • ¿Cuáles son los mejores cursos de programación?
  • ¿Qué lenguaje de programación debo aprender como base?
  • ¿Qué habilidades necesito para ser programador?

Respecto a la primera respuesta, la cantidad de cursos online, presenciales, para principiantes, etc. que hay en internet es infinita. Por eso, en lo que debes fijarte es en que estén a la última en cuanto a tecnología y programa de estudios y por supuesto, en los testimonios de los antiguos alumnos. También puedes probar a contactar a través de redes sociales profesionales, como LinkedIn, con los profesores y antiguos alumnos que seguro, estarán encantados de resolver todas las dudas que se te presenten.

Para la segunda respuesta, dependerá de numerosos factores, dependiendo de si te gusta más el FrontEnd o el BackEnd, Mobile, Web… aunque para los que quieren dominarlo todo, lo mejor es elegir un bootcamp en programación y desarrollo web full stack y convertirse en todo un Full Stack Developer con un bootcamp.

Por último, pero no menos importante, algunas de las habilidades más valoradas son tener un pensamiento analítico, estar orientado a la resolución de problemas, ser detallista y minucioso, tener facilidad para la resolución de problemas y, sobre todo, tener muchas ganas de aprender y continuar formándose, ya que, en esta disciplina, se producen cambios tecnológicos constantemente y hay que estar dispuesto a aprender nuevos lenguajes y adaptarse a los cambios.

Quizás también te interese:  Eurofinsa, empresa líder en infraestructuras

¿Por qué elegir un bootcamp para formarte?

Tras hacer un recorrido de los diferentes cursos online y presenciales de programación que se ofrecen en el mercado actual, sin duda alguna, el centro ID Digital School tiene tres ventajas que le diferencian del resto:

Formación actualizada junto a profesores en activo

Uno de los aspectos más diferenciadores es que cuentan con el temario más actualizado. Se utiliza como lenguaje de programación base JavaScript y aprenderás frameworks como Angular o NodeJS.

Además, un buen temario no solo depende de que esté compuesto por contenidos actualizados, sino que también influye mucho la forma de enseñar y la aplicación. Por eso, los profesores de los boot camps son profesionales en activo del sector que trabajan a diario con estas tecnologías y, por tanto, ellos también se siguen formando día a día para estar al tanto de las últimas tendencias.

Aprendizaje intensivo y muy práctico

Otra de las ventajas es la intensidad con la que se ven cada uno de los módulos que forman el boot camp. El hecho de centrarse en la parte más práctica y no ahondar tanto en la teoría como ocurre, por ejemplo, en los másteres, hace que el nivel de exigencia sea mucho mayor pero que el alumno salga mucho más preparado para afrontar la realidad del mercado laboral. Esta es una de las características que más llama la atención a los expertos en selección de talento digital de los perfiles de los estudiantes de bootcamps cuando estos aplican a una oferta de empleo.

Los bootcamps cuentan con un precurso

La tercera razón de peso que diferencia a estos boot camps, es que no importa que el alumno tenga o no experiencia programando. Los bootcamps cuentan con un precurso que ayuda a sentar las bases y asegurar que todo el mundo pueda seguir el ritmo del curso intensivo. Por eso, no debe preocuparte tener conocimientos previos. Si tienes ganas de un cambio, un bootcamp te ayudará a conseguirlo.

Quizás también te interese:  La Comisión Europea prohibirá la entrada en la UE de productos derivados del trabajo forzoso