Los empleados de la gran banca elevaron su sueldo un 5,6% en 2022, hasta una media de 61.517 euros

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

Los empleados de los seis grandes bancos que operan en España -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja- registraron un sueldo medio anual de 61.517,3 euros en 2022, lo que supone un 5,55% más que en 2021.

Así se refleja en los informes anuales sobre remuneraciones correspondientes a 2022 remitidos por las entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y consultados por Servimedia.

De media, los trabajadores de los seis grandes bancos percibieron 3.234,83 euros más de salario anual en 2022 respecto a 2021 y sobrepasaron el total de 60.000 euros.

El alza media del 5,55% en 2022 es inferior a la experimentada en 2021, que fue del 8,7%. La de ese ejercicio supuso una mejora para las plantillas en comparación con 2020, año de pandemia, cuando el sueldo cayó un 3,3% respecto a 2019.

Por entidades, la subida más elevada fue la de BBVA, del 8,22%; seguida de Sabadell, con un ascenso del 6,78%; CaixaBank, con un alza del 6,25%; Bankinter registró un incremento del 4,95%; en Unicaja fue del 4,88%, y en Santander quedó en el 1%.

Atendiendo al salario medio en cada compañía, el más alto también fue el de BBVA, de 79.000 euros anuales -para el caso de España, como grupo fue de 38.000-. Tras esta entidad se situó CaixaBank, cuyo salario medio alcanzó los 68.000 euros; en tercer lugar, los empleados de Sabadell fueron los mejor remunerados; en cuarto lugar, quedó Bankinter, con una nómina de 59.842 euros; en quinto puesto se situó el Santander, con un sueldo de 56.262 euros al año, y por último, Unicaja, con 43.000 euros de media.

En 2020, ejercicio en el que estalló la pandemia de covid-19 y en el que el salario medio conjunto de los trabajadores de estos seis bancos cayó un 3,3% respecto al año anterior, casi todas las entidades registraron una nómina inferior a la de 2019 salvo Bankinter, que fue superior. Al año siguiente, Unicaja fue la excepción y el sueldo de los empleados del resto de bancos superó el de 2019 y el año pasado se repitió esta situación.