MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

La Asociación Española de Consumidores denunció este lunes el «auténtico fracaso» que, a su juicio, ha supuesto la puesta en marcha del Código de Buenas Prácticas Bancarias y subrayó que las solicitudes de rescate de las hipotecas «han sido mínimas» y los usuarios «están ahogados por las subidas del euríbor».

Así lo aseveró en un comunicado en el que recordó que, en su momento, su presidente, Miguel A. Ruiz, señaló que, tal y como se había configurado, «iba a ser un auténtico fracaso y no iba a tener ninguna incidencia en la solución de los problemas económicos de los ciudadanos».

En este punto, criticó que, tras nueve meses de encarecimiento del euríbor y, por tanto, de las hipotecas variables, los ciudadanos que han hecho uso de este instrumento «han sido escasos».

«La propia banca ha admitido que ha recibido muy pocas solicitudes y, por tanto, están las cifras muy lejos del millón de usuarios que irían a beneficiarse según lo que señaló el Gobierno», apostilló.

Entre las «causas de este fracaso del Gobierno de Pedro Sánchez» en este ámbito, la entidad lamentó que «se ha dejado toda la información en las entidades financieras sin contar con las asociaciones de consumidores», lo cual ha provocado, a su entender, «un déficit importante de información en cuanto a los derechos de estos consumidores».

Junto a ello, puntualizó que las condiciones para acogerse son «muy exigentes, dejando fuera a buena parte de los ciudadanos que sufren graves problemas económicos como consecuencia de esta crisis».

Entre estas condiciones, recordó que hay un límite de ingresos familiares (25.200 euros para las familias vulnerables y 29.400, para las que están en riesgo), la cuota de la hipoteca debe superar ciertos límites de los ingresos familiares (de entre el 30% y el 50%) o un límite de 300.000 euros para la vivienda habitual, entre otros requisitos.

Quizás también te interese:  El Ministerio de Ciencia e Innovación destina 12 millones de euros a empresas a través del programa 'Innvierte'

Por todo ello, la asociación pidió «una mayor amplitud de tipologías para que sea un mayor número de familias afectadas las que se vean beneficiadas» por esta herramienta.