MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

El negocio de empresas de Ibercaja cerró 2022 con un saldo de crédito normal de 6.429 millones de euros, lo que supone un 12% más que en el año anterior, y un incremento repartido «de forma equilibrada» entre los nuevos clientes y los ya existentes.

Según informó el banco este martes, contextualizó que banca de empresas ha «acelerado» el ritmo de crecimiento tanto en saldo de crédito como en cuota de mercado y diversificación de la cartera en un momento en que «el sistema lleva dos años registrando una caída en el saldo de crédito». Indicó que la cuota de mercado se ha elevado en 19 puntos básicos en los dos últimos años.

«La inestabilidad está frenando la inversión y es importante impulsar y acompañar a las empresas en los proyectos que sean necesarios para su mejora competitiva», destacó la directora de banca de empresas de Ibercaja, Teresa Fernández.

Los nuevos clientes de empresa superan, por segundo año consecutivo, la barrera de las 6.000 captaciones.

Además, Ibercaja negoció crédito circulante con las empresas españolas en 2022 por un importe de 9.621 millones de euros, un 26% más que en 2021. Los préstamos, los créditos y las operaciones de ‘leasing’ también mostraron una evolución positiva con unas formalizaciones de 2.368 millones, un 10,44% superior a la cifra alcanzada en 2021. Este crecimiento se concentró principalmente en el primer semestre del año, reflejo de la anticipación ante la previsible subida de tipos de interés.

En 2023, la entidad sigue ampliando su oferta comercial, esta vez con la nueva cuenta de crédito de duración abierta, el fondo de inversión ‘Ibercaja Corto Plazo Empresa 2’ y el nuevo ‘Servicio Empresa y Futuro’ dirigido al acompañamiento integral en planes de empleo. También ha lanzado el ‘Servicio Ibercaja Empresa Familiar’ para apoyar a este segmento de compañías en materia jurídica, fiscal y de planificación patrimonial.

Quizás también te interese:  Perspectivas Económicas 2023: El Futuro del Sector Tecnológico en la Era Digital