El transporte de alimentos congelados en España es un sector en crecimiento. De hecho, se está convirtiendo en un referente en el mercado europeo como proveedor de productos llegados desde el mar o el campo.

Es significativo ya que su facturación supera los 66 millones de dólares y a que, debido a varios factores clave que han impulsado la demanda y la expansión de este mercado, la ocupación de espacios logísticos adaptados ha superado el 80% de la oferta.

¿Por qué está en pleno desarrollo y España es referente?

En primer lugar, por un aumento del consumo de alimentos congelados en las compras de las familias europeas. Los consumidores aprecian la conveniencia y la variedad de productos congelados, que permiten una mayor durabilidad y una fácil preparación sin necesidad de acudir al mercado a diario.

Su ampliación de oferta y variedad es también clave. No solo hay ahora pescado recién procesado del Mediterráneo o Cantábrico, sino que hay opciones de fruta y verdura, carne e incluso postres.

Esta situación ha llevado a España, una de las huertas y productoras principales europeas, a expandir sus productos por la Unión Europea. En este campo, el transporte congelado nacional se ha vuelto fundamental para abastecer a nuevos mercados internacionales, donde la demanda de productos frescos y congelados ha ido en aumento.

Además, los avances tecnológicos en la cadena de transporte refrigerado han mejorado la calidad y la eficiencia de este tipo de logística. Los sistemas de refrigeración y congelación, los controles de temperatura y los vehículos especializados permiten mantener la cadena de frío durante todo el proceso de transporte, garantizando que los alimentos lleguen en óptimas condiciones.

Quizás también te interese:  Ni un paso sin el informe

“Todo tiene que ver con los cambios en los hábitos de consumo y estilo de vida. Actualmente, con el ritmo social del trabajo, existe una preferencia por opciones más rápidas y fáciles de preparar, lo que ha llevado a un aumento en la demanda de alimentos ultracongelados que pueden mantenerse durante semanas en el congelador. Esto ha impulsado a las empresas y distribuidores a mejorar sus capacidades de transporte de alimentos congelados para satisfacer estas necesidades” explican desde Transportes Petaca.