¿Es realmente útil un CRM en el sector inmobiliario?

Mucho se ha hablado de las ventajas que tiene el implementar un CRM en cualquier empresa ya que sirve para aunar la información en todos los equipos de trabajo y departamentos.

Gracias a los informes que pueden crearse, se puede dar un seguimiento a los productos más demandados, a las compras o ventas e incluso a la necesidad de ciertas campañas de captación o mailing para volver a informar a compradores que podrían interesarse por nuevas ofertas o lanzamiento.

Entonces, ¿qué funciones o ventajas tendría un CRM inmobiliario?

En realidad muchas más de las que a priori se pueden pensar.

Al trabajar con perfiles de clientes e inmuebles, se puede hacer una selección previa de cuáles podrían ser las propiedades que más se ajustan al perfil, cartera y necesidades de cada persona, siendo capaces de ir actualizando esa información tanto desde el lado del comprador como del vendedor.

“En realidad, permite hacer todo un seguimiento de tareas que vaya desde la captación del cliente, pasando por las visitas y detalles de cada caso hasta ofrecer el seguimiento necesario, las llamadas o los datos que pueda necesitar. También se puede rescatar el interés con la llegada de nuevos inmuebles que encajen en su búsqueda o, por el contrario, de la cartera de clientes para el bien que aterrice en la agencia” explican desde el sector.

En realidad, es una forma de darle un seguimiento real a las operaciones, optimizar los recursos y esfuerzos y llegar a mejores puertos gracias a una atención mucho más personalizada y a la carta.

En el sector inmobiliario hay que tener en cuenta que se acerca el cliente objetivo teniendo en cuenta que hará una de las mayores inversiones de su vida, con lo que facilitar la experiencia y hacerla llevadera, escuchando y cuidando los detalles de seguimiento puede ser clave para conseguir encontrar ese hogar que busca.

Conseguir que en la base de datos, gracias al cruce de datos, se pueda ofrecer exactamente el tipo de vivienda que busca atendiendo a sus preferencias puede ser clave para que la oferta y demanda se encuentren de forma efectiva a golpe de click, simplificando el tiempo de los comerciales en la búsqueda y permitiendo que se centren en ese trato humano que tanto se necesita.

Además, de cara a mails informativos, por ejemplo, cuando llegan nuevos inmuebles, es vital.