MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

El 26% de la población española se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social, un 1,8% menos que en 2021, según la ‘Encuesta de Condiciones de Vida’ que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó este lunes.

La muestra pone de manifiesto que la tasa de riesgo de pobreza o exclusión social cayó en sus tres componentes: el porcentaje de la población en riesgo de pobreza cayó del 21,7% al 20,4%; el de residentes en hogares con carencia material y social declinó seis décimas, hasta el 7,7%; y el de población en situación de baja intensidad en el empleo pasó del 11,6% al 8,6%.

Por edades, la tasa cayó un punto entre los menores de 16 años y un 2,7% en el grupo de 16 a 64 años. Por el contrario, se incrementó un 0,8% entre los mayores de 65 años.

A su vez, en 2022 (con datos de renta de 2021), un 1,5% de la población estaba a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material y social severa, y con baja intensidad en el empleo.

El ingreso medio por persona, referido a 2021, alcanzó los 13.008 euros, un 6% más que en 2020. En 2022, el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona (calculado con los datos de ingresos de 2021) se situó en 10.088 euros, un 5,8% más que el estimado en el año anterior. En hogares compuestos por dos adultos y dos menores de 14 años, el umbral fue de 21.185 euros.

En 2022, (teniendo en cuenta los ingresos de 2021) el porcentaje de población con ingresos por debajo del umbral de riesgo de pobreza (la llamada tasa de riesgo de pobreza) se situó en el 20,4% de la población residente en España, frente al 21,7% del año anterior.

Quizás también te interese:  Plena inclusión, preocupada por la sostenibilidad del sector a causa de la crisis economica

Por grupo de edad, la tasa de riesgo de pobreza se redujo 1% para los menores de 16 años y un 1,9% entre quienes tienen 16 y 64 años. Por el contrario, subió un 1,2% para los mayores de 65 años.

El porcentaje de población en situación de carencia material y social severa en 2022 se situó en el 7,7%, frente al 8,3% de 2021.

De los siete conceptos definidos a nivel de hogar, el que más empeoró en 2022 fue no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (17,1%, frente a 14,3%). Por su parte, ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos en los últimos 12 meses mejoró situándose en el 13,2%, frente al 14,4% del año anterior.

Respecto a la importancia que tiene el nivel de formación, el 36,1% de la población que ha alcanzado un nivel educativo equivalente a educación primaria o inferior estaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2022. Por su parte, cuando el grado alcanzado era la educación superior, dicha tasa se reducía al 14,1%.

Por tipo de hogar, el 49,2% de las personas que vivían en hogares formados por un adulto con hijos dependientes a cargo se situaba en riesgo de pobreza o exclusión social en 2022.

En relación con la actividad, el 55,7% de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 16,5% de los ocupados y el 17,4% de los jubilados.

Por nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza o exclusión social era del 21,9% para los españoles, del 39,6% para los extranjeros de la UE y del 60,4% para las personas cuya nacionalidad no era de un país comunitario.

Quizás también te interese:  Cepes augura que la economía social no destruirá empleo pese a la inflación, pero pide al Gobierno "las medidas que hagan falta"

Así, el 8,7% de la población manifestó llegar a fin de mes con «mucha dificultad» en 2022, un 0,1% menos que en 2021; el 35,5% no tuvo capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 33,4% de un año antes; y el 33,5% de la población no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, un 0,8% menos que 12 meses antes.

Por ingresos, los más elevados se dieron en País Vasco (16.427 euros por persona), Navarra (15.970) y Comunidad de Madrid (15.695); mientras que los más bajos se registraron en Extremadura (10.133), Región de Murcia (10.632) y Andalucía (10.703).

En cuanto a las tasas Arope de riesgo de pobreza o exclusión social, las más elevadas se dieron en Extremadura (36,9%), Canarias (36,2%) y Andalucía (35,8%), mientras que las más bajas se produjeron en Navarra (14,5%) y País Vasco (15,7%) presentaron las tasas de riesgo de pobreza o exclusión social más bajas.

Respecto a las tasas de riesgo de pobreza, las más elevadas se dieron en Extremadura (30%), Canarias (29,4%) y Andalucía (29,1%). Navarra (10,9%) y País Vasco (12,2%) presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas.