MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital observa que los márgenes empresariales se encuentran en niveles «normales» y no detecta ampliaciones e insta a las compañías a aprovechar la bajada de los costes energéticos para lanzar ofertas en los precios.

Así lo trasladaron fuentes del Ministerio que apuntaron que los datos que manejan reflejan «estabilidad» en la evolución de los márgenes, que se encuentran algo por debajo de los del cuarto trimestre de 2019, pero ya en niveles «normales, que son los que teníamos antes de la pandemia».

En concreto, con datos de la Agencia Tributaria, al término del cuarto trimestre de 2022 los márgenes de grandes empresas y pymes societarias, excluyendo refino y precios mayoristas, se situaron en el 9,6% de las ventas, frente al 10,1% del mismo periodo de 2019, y también por debajo de los registros de 2018. Si se contabilizan los márgenes sin excluir los citados factores, el porcentaje sobre ventas asciende al 10,4%, muy por encima del 8,7% de 2019.

Las fuentes ministeriales incidieron en que siguen vigilantes a posibles aumentos de los márgenes que se puedan producir y que de momento no detectan y consideraron que las empresas «pueden aprovechar» este momento de bajada de costes para «mejorar su posición competitiva» y hacer «descuentos», «ofertas» y con ello competir.

En el sector de la alimentación, Eroski ha lanzado una cesta de alimentos con precios contenidos y desde Economía esperan que cunda ese ejemplo.

Sobre los precios de los alimentos, estas fuentes observan que la bajada de los costes está tardando más de lo previsto en reflejarse en forma de descenso de los precios, si bien la tendencia general es que se ha frenado la escalada que se ha producido en los últimos meses, lo que atribuyeron a la rebaja del IVA. No obstante, reconocieron que los alimentos son uno de los núcleos del Índice de Precios de Consumo (IPC) que se resiste a bajar.

Quizás también te interese:  El empleo la distribución del ingreso y la estrategia del ingreso problemas de los países en desarrollo

En el caso de la inflación subyacente -que no contabiliza alimentos frescos ni energía–, Economía cree que está «muy cerca» de marcar pico y empezar a bajar. La subyacente lleva desde diciembre de 2022 por encima de la tasa general y el Ministerio mantiene que ambas se alinearán hacia final de año.

En cuanto a la evolución de la economía española, tras la confirmación del INE de un crecimiento del 5,5% en el conjunto de 2022 y un avance del 0,2% en el cuarto trimestre del año pasado, las fuentes del Ministerio valoraron que la economía «va mucho mejor de lo que se anticipaba» y el golpe que supone la inflación, que repuntó especialmente a mediados del año pasado, «está remitiendo».

Así, consideraron que la economía está recuperando «impulso» y se espera que éste sea «otro año de mejora económica».

De cara a este primer trimestre, las fuentes ministeriales señalaron que la actividad se ha acelerado y recordaron que algunos modelos apuntan a un crecimiento del PIB del 0,5%. Remarcaron la «prudencia» en un momento de tensiones financieras y consideraron que es «fundamental» seguir ejecutando las inversiones del plan de recuperación.