Son muchos los que se plantean hoy en día la posibilidad de adquirir casas para reformar. Este enfoque, que combina el desafío de la renovación con el potencial de obtener beneficios significativos, ha ganado popularidad entre aquellos con visión emprendedora y una inclinación hacia la creatividad en el diseño y la construcción. 

Comprar propiedades que necesitan ser renovadas no solo ofrece la oportunidad de personalizar y mejorar un espacio, sino que también puede representar una estrategia inteligente para aumentar su valor y generar ingresos a través de la venta o el alquiler posterior. Sin embargo, este proceso no está exento de desafíos y consideraciones cuidadosas, que van desde la evaluación del costo de las renovaciones hasta la selección de la ubicación adecuada para maximizar el retorno de la inversión.

Antes de embarcarse en esta experiencia, es esencial considerar diversos aspectos, desde la evaluación del estado de la vivienda hasta la toma de decisiones de diseño y la planificación del tiempo y presupuesto adecuados. Se debe realizar un diagnóstico exhaustivo del estado estructural, funcional y legal es esencial. Esto incluye la revisión de instalaciones eléctricas, fontanería, gas, calefacción y ventilación, así como la evaluación de la situación catastral, registral y urbanística.

Una vez evaluado el estado, es posible definir el tipo y grado de reforma. Puede ser integral o parcial, abordando elementos específicos. La decisión de cambios estructurales o superficiales también debe considerarse. Comparar opciones y obtener varios presupuestos es fundamental en esta etapa.

Contratar especialistas cualificados, experimentados y que ofrezcan garantías es esencial para la calidad, seguridad y legalidad del proyecto. Antes de comenzar, preparar la vivienda facilita el trabajo de los profesionales. Vaciar las estancias, cubrir superficies no modificadas, desconectar instalaciones no utilizadas y notificar a vecinos sobre la reforma son medidas importantes.

Quizás también te interese:  Las 10 mejores empresas de Palma de Mallorca para su negocio: encuentre el mejor socio comercial

En Radaragon, comentan: “No importa cuán grande o pequeño sea el proyecto, nuestro equipo estará en cada etapa del proceso, asegurándose de que sus ideas se conviertan en realidad.”

Ideas y consejos para reformar una casa antigua

  • Evaluar qué elementos merecen conservarse, como suelos de madera, techos altos o ventanas antiguas. La restauración y combinación con elementos modernos pueden crear contrastes interesantes. 
  • Eliminar tabiques, crear espacios abiertos o incorporar elementos como armarios empotrados puede transformar la distribución. Considerar la orientación, iluminación y ventilación es crucial.
  • Elegir materiales, colores y muebles que reflejen gustos y personalidad es fundamental. Buscar equilibrio entre lo antiguo y lo nuevo, utilizando colores claros en paredes y techos para brindar amplitud y luminosidad.
  • Incorporar plantas, cuadros, alfombras o cojines proporciona calidez y color al ambiente. Todos los elementos de decoración deben reflejar la personalidad y gustos del propietario.
  • El tiempo para reciclar una casa antigua varía según factores como el estado de la vivienda, el tipo de cambios, permisos, disponibilidad de profesionales y posibles imprevistos. En general, oscila entre 3 y 12 meses, según el grado de intervención.
  • La instalación eléctrica suele ser prioritaria al reciclar una casa vieja. Adaptarla a normativas actuales y necesidades del hogar implica cambiar cuadros, cables, enchufes y puntos de luz, garantizando seguridad y eficiencia.

La elección entre construir o reformar depende de factores como diseño, personalización, estado del inmueble, materiales y sistemas. Construir es más costoso inicialmente pero permite adaptar la vivienda completamente. Reconstruir puede ser más económico y rápido, aprovechando la infraestructura existente.