Calviño se reunirá en marzo con bancos y consumidores para hacer balance del acuerdo sobre hipotecas

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, avanzó este miércoles que mantendrá un encuentro el próximo 9 de marzo con representantes de las entidades financieras y los consumidores, para hacer un seguimiento de la aplicación de las medidas recogidas en el Código de Buenas Prácticas para aliviar la carga de las hipotecas sobre la renta de las familias vulnerables.

Así lo afirmó ante una pregunta parlamentaria de Oskar Matute, diputado de EH Bildu, quien mostró su preocupación por las sucesivas subidas de los tipos de interés aprobadas por el Banco Central Europeo (BCE) hasta el 3%, y deploró que solo «1.000 personas» se han beneficiado hasta ahora del acuerdo alcanzado con la banca.

Calviño, por su parte, señaló que el Gobierno ha hecho «lo correcto» y ahora está realizando un «seguimiento muy preciso» para ver el impacto de estas medidas, aunque no cerró la puerta a aplicar nuevas medidas.

«El Gobierno tomará las medidas que nos parezcan más adecuadas pero siempre tratando de maximizar el impacto positivo y evitar unos efectos negativos de carácter colateral como podía ser, en este caso, generar inestabilidad financiera. Creo que por el momento lo estamos haciendo bien y seguiremos actuando con determinación pensando, sobre todo, en el bienestar de las familias españolas», declaró Calviño.

La determinación de aplicar nuevas medidas o no podría derivar del encuentro que tendrá el próximo 9 de marzo con entidades bancarias y agentes sociales, que será «justamente» para analizar las ya aplicadas y ponderar si se requiere de un nuevo paquete o acuerdo.

No obstante, insistió en que el Código de Buenas Prácticas suscrito con la banca ya permite «aliviar» la situación de los hipotecados vulnerables con medidas como el cambio gratuito de una hipoteca de tipo variable a tipo fijo o la amortización anticipada de los créditos.

Por último, Calviño pidió a la Cámara agilizar la tramitación del proyecto de ley para crear la Autoridad de Defensa del Cliente Financiero porque este organismo tendrá entre sus funciones vigilar el cumplimiento de los Códigos de Buenas Prácticas. «Y creo que no podemos hacer el juego a aquellos que quieren que este proyecto de ley se quede atascado en el Parlamento», concluyó.