MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha detenido a un atracador de bancos, con un extenso historial de delitos contra el patrimonio, que asaltó dos veces en pocos meses una sucursal de Villamediana de Iregua (La Rioja) de la que era cliente.

Según informó este viernes el Instituto Armado, el atracador, que fue capturado en Burgos, asaltó la sucursal riojana el pasado mes de abril y repitió el asalto este 30 de agosto.

En este último atraco, el arrestado entró en la sucursal con el rostro cubierto por un pasamontañas, amenazó e intimidó a los trabajadores y clientes con un arma de fuego. Logró con esta acción un botín de 4.000 euros en efectivo y huyó a pie.

Asimismo, en el atraco de abril se llevó 3.000 euros de la oficina de Villamediana de Iregua, asalto por el que fue capturado en mayo.

ESCONDIDO COMO TOXICÓMANO

Tras estas acciones, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja inició la ‘Operación Mucalad’ para esclarecer los hechos. Los agentes lograron a los pocos días identificar al presunto autor, un varón con un extenso historial delictivo por delitos contra el patrimonio.

El detenido conocía a la perfección el funcionamiento de la oficina bancaria: era cliente de la misma y ya la había asaltado a finales del pasado mes de abril. En esa ocasión cubrió su rostro con mascarilla, gafas de sol y gorra para conseguir robar 3.000 euros, siendo detenido pocos días después en el mes de mayo.

Los investigadores constataron que el presunto autor del atraco se había escondido en casa de un familiar, donde permaneció oculto durante varios días hasta su huida a Burgos, ciudad en la que fue localizado y detenido tras haberse refugiado en un centro de desintoxicación.

Quizás también te interese:  Ciudadanos ve "de cajón" que el Banco Central Europeo cuestione el impuesto a la banca

Una vez trasladado a La Rioja, los agentes registraron su vivienda y la del familiar que le ayudó a ocultarse. Luego fue llevado a dependencias de la Guardia Civil en Logroño para la instrucción de las diligencias y posteriormente fue puesto a disposición de la autoridad judicial, quien decretó su inmediato ingreso en prisión.