Telefónica y los sindicatos firmarán mañana el Plan de Salidas Incentivadas

Telefónica y los sindicatos CCOO y UGT firmarán este martes, 28 de diciembre, el Plan de Salidas Incentivadas (PSI), una vez que las dos centrales dieron su visto bueno hoy. Se prevé un máximo de 2.982 bajas de los 4.532 trabajadores con derecho a adherirse por edad y antigüedad.

CCOO informó este lunes de la decisión mayoritaria favorable de sus órganos al PSI de Telefónica destacando que “conjugar temas de suma importancia, como la deslocalización de actividades (garantiza la actividad en las provincias), como incorporación del talento que ingrese en la empresa a las áreas críticas, como no tocar la movilidad geográfica según pretendía la empresa, suponen un espaldarazo a nuestras posiciones”.

Además, la extensión de la prórroga del convenio hasta el 31 de diciembre de 2023, con subida salarial del 1,5% y una paga de 300 euros, 150 de ellos consolidables, “ha sido bien valorada”.

Por su parte, el consejo sectorial de UGT Comunicaciones y Cultura refrendó las condiciones negociadas, la prórroga del convenio y el plan de bajas “para garantizar la estabilidad laboral futura del grupo Telefónica”, al tiempo que admitió que las condiciones pactadas para el PSI, “si bien no son exactamente iguales a las anteriores, respetan en esencia los puntos fundamentales de todos los acuerdos: la 100% en voluntariedad y una dotación en rentas que permita la estabilidad económica de aquellos que decidan acogerse”.

La cifra de 2.982 trabajadores que podrían acogerse como máximo al PSI supera la de los que salieron con el PSI anterior de 2019, que fue de 2.632 empleados, y tendrían un coste para Telefónica de unos 1.600 millones de euros, según estiman fuentes de la empresa. Las salidas podrían empezar a producirse a partir del próximo 1 de febrero.

La empresa ha aceptado en la negociación la demanda de los sindicatos de que las personas que se presenten al PSI sin éxito, no sufrirán penalizaciones si se pudieran adherir en otros posibles procesos.

La oferta de rentas de la última reunión celebrada la semana pasada quedó igual que en las anteriores propuestas: 68% del salario regulador para los nacidos en el 1967 y 65% del salario regulador para los nacidos con anterioridad a 1967. La empresa asumiría el coste del Convenio Especial de la Seguridad Social al 100% hasta el cumplimiento de los 65 años o el alcance de la edad de jubilación ordinaria.

En cuanto a los beneficios sociales, la empresa asumiría su coste hasta los 65 años, con cobertura de cuadro médico, y el seguro colectivo de riesgo se mantendría hasta los 65 años, asumiendo el correspondiente coste de la prima. Respecto al plan de pensiones, se mantendrían las aportaciones del promotor hasta alcanzar los 65 años, con la obligación del trabajador de aportar también su parte.

(SERVIMEDIA)