MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

BBVA ha elaborado una guía didáctica con recomendaciones para adquirir hábitos saludables y reducir la huella de carbono.

Según explicó el banco este lunes, la guía, de descarga gratuita, analiza el impacto durante 24 horas de las diferentes rutinas que cualquier persona realiza desde que inicia hasta que termina su día. Ofrece consejos prácticos para disminuir los gases de efecto invernadero y poder ahorrar, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), hasta 800 euros de gasto medio anual de consumo eléctrico.

La guía ejemplifica con acciones de la rutina diaria el impacto que genera la alimentación, el uso doméstico del agua o los electrodomésticos, la ropa, el transporte o la gestión de los residuos, entre otros. También ofrece recomendaciones de iniciativas sostenibles para revertir las consecuencias de la huella de carbono.

En este sentido, la adopción de un nuevo modelo de consumo basado en la economía circular que aplique las ‘7R’ -rediseñar, reducir, reutilizar, reparar, renovar, recuperar y reciclar-, unido a la necesidad de educar y divulgar desde sostenibilidad, pues «son palancas fundamentales para reducir las consecuencias que el cambio climático está teniendo en la salud y el medioambiente».

A la hora de adoptar medidas para reducir la energía, BBVA incluye en su guía diferentes consejos como instalar dispositivos ahorradores de agua y aireadores en los grifos y las duchas, el uso de bombillas LED con las que se pueden evitar hasta la emisión de 71,04 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) al año y la adquisición de electrodomésticos con una calificación energética eficiente con la que es posible ahorrar 81,7 kilogramos de CO2.

Quizás también te interese:  Santander UK nombra a Enrique Álvarez responsable de la banca retail

En cuanto a los hábitos alimentarios, se aconseja comprar productos locales de cercanía, frescos, de temporada y a granel que no hayan tenido que recorrer kilómetros; planificar la cesta de la compra para evitar el desperdicio de comida, o hacer una correcta selección de los residuos.

La movilidad sostenible es otro de los puntos a tener en cuenta, ya que más del 14% de las emisiones totales en el mundo proceden del transporte y de esta cantidad, el 12,5% provienen del transporte por carretera. El transporte público, el uso de la bicicleta y del coche compartido o ‘carsharing’ son alternativas al vehículo privado.