MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

BBVA ha utilizado técnicas de ‘behavioral economics’ (economía del comportamiento) para fomentar la participación de sus empleados en una formación sobre ciberdelitos.

Los mensajes creados con estas técnicas duplicaron el interés en el curso y, en algunos casos, aumentaron las visitas al mismo en un 70%.

Con 49 millones de clientes digitales en todo el mundo, BBVA ha desarrollado una estrategia integral de protección contra el fraude ‘online’ que ha conseguido prevenir hasta un 75% de las actividades ciberdelictivas en los últimos tres años y por la que, solo en 2023, ha puesto en marcha una unidad global de prevención del crimen financiero y ha establecido una alianza bancaria antifraude.

Sin embargo, numerosos ciberataques se dirigen no tanto a los fallos tecnológicos como al comportamiento humano, por lo que, además del refuerzo de la tecnología, la formación de las personas también es clave en la lucha contra estas actividades delictivas.

Con el objetivo de reducir la exposición de clientes y empleados ante ellas, el equipo global de Behavioral Economics de BBVA ha desarrollado, en colaboración con el equipo de Ciberseguridad, un proyecto destinado a impulsar la tasa de participación de sus empleados en un curso de formación en ‘phishing’.

El trabajo ha recibido un reconocimiento en la edición de 2023 de los premios GAABS, que otorga la Global Association of Applied Behavioural Scientists (Asociación Global de Científicos de Comportamiento Aplicado).

Quizás también te interese:  Descubre la Influencia de la Política Monetaria en los Mercados: Análisis Profundo