Crecer para competir con mayor éxito

Las razones que explican la baja competitividad de la economía española son varias y bien conocidas. Unos costes energéticos excesivos, una productividad por empleado todavía lejos del óptimo, un mar de inútil burocracia, rigidez en los mercados y una hiperatomización en el tejido empresarial figuran entre los factores que nos mantienen en la cola de nuestros vecinos europeos en esta materia. Si se llevase a cabo una corrección de esos desajustes, especialmente en áreas como la productividad por trabajador y la investigación en I+D, el resultado se traduciría en un incremento del 2,4% en el PIB español. El cálculo forma parte de un informe, publicado ayer por PwC y Siemens, que apunta al elevado potencial de crecimiento que encierra el sector industrial en España. El análisis sostiene que por cada euro del PIB generado de forma directa por la industria en su conjunto, se generan 1,14 euros adicionales de forma indirecta. Y que por cada empleo directo en la industria se crean 1,03 empleos indirectos y 0,4% indirectos.



Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/31b5b2fd/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A90C250Cempresas0C1380A1351950I7150A350Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.