Un debate que Europa debe afrontar

Las principales operadoras de telecomunicaciones siguen adelante con su ritmo inversor en nuestro país en infraestructuras y redes de última generación. Telefónica, Vodafone y Jazztel en proceso de adquisición por Orange siguen apostando por aumentar su despliegue e invertir recursos en España, pese a que la guerra de precios continúa condicionando a la baja los ingresos. Los desembolsos de las compañías reflejan el buen ritmo de crecimiento de las conexiones de fibra óptica y de 4G durante el tercer trimestre del año en España. En el caso de Telefónica, por ejemplo, han sido 1,4 millones de hogares los que se han conectado a las redes de nueva generación en los meses de julio a septiembre. La intención de la compañía es superar los 10 millones a finales de este año y los 20 millones en 2017. Una estrategia de fuerte competencia en el que todas las operadoras luchan por posicionarse y que exige mantener una tensión inversora constante en las redes de telecomunicaciones.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/40c5857a/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C110C210Cempresas0C14165976330I2974510Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.