Teflón, ampliamente utilizado y desconocido

En el día a día de cualquiera de las personas que moran este planeta uno se puede encontrar infinidad de objetos ampliamente utilizados y de los que la mayoría poco o nada saben. La procedencia, el método de fabricación, los materiales empleados en dicha fabricación, poco o nada importan a la mayoría a pesar de que con los años cada vez son más las variedades y opciones que uno se puede encontrar de un mismo utensilio, y aunque a simple vista parezcan iguales, no lo son, pues los distintos tipos de materiales empleados les harán poseedores de unas u otras cualidades. El teflón, por ejemplo, es uno de esos materiales que muy pocos conocen, a pesar de ser ampliamente utilizado en infinidad de sectores, que abarcan desde las juntas de teflón para usos industriales hasta los revestimientos de aviones, cohetes y naves espaciales, pasando por su uso en utensilios de cocina como las clásicas sartenes o incluso en el campo de la medicina.

El politetrafluoroetileno, PTFE o, simplemente teflón, es un polímero presente en la vida de la mayoría, pues sus magníficas propiedades, entre las que destacan que es un material prácticamente inerte que no reacciona con otras sustancias químicas salvo en casos especiales, que tiene muy bajo coeficiente de rozamiento y gran permeabilidad, que es un gran aislante eléctrico, además de sumamente flexible y antiadherente, le hace apto para una enorme variedad de usos, entre los que destacan:

  • En la industria se emplea en elementos articulados y juntas de teflón, debido a su enorme capacidad de antifricción, permitiendo eliminar el uso de lubricantes.
  • En medicina se emplea para la creación de prótesis, tejidos artificiales y vasos sanguíneos.
  • En electrónica, como revestimiento de cables.
  • En odontología como aislante, separador y mantenedor de espacio interproximal durante procedimientos de estética o reconstrucciones.

Pero, además, se puede encontrar teflón también en barnices y pinturas, en los tacos de las sillas y los ratones de los ordenadores, en algunos hilos de coser, y por supuesto en las sartenes y otros utensilios de cocina debido a su propiedad antiadherente.

El teflón forma parte del día a día, aunque uno no sea consciente de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.