Puertas antiokupas, o cómo lograr que los propietarios de inmuebles vacíos concilien el sueño nuevamente

Últimamente parece haberse agravado un problema que lleva años causando auténticos quebraderos de cabeza no solo a aquellos que lo padecen en primera persona sino también a todos aquellos que de uno u otro modo les toca lidiar con ello.

Y es que, la ocupación de inmuebles ha pasado de ser algo que a priori debería ser fruto de la necesidad, a convertirse en un modo de extorsión a los propietarios.

Cualquier vivienda, local o nave vacía se convierte en una oportunidad para todos esos que no buscan sino lucrarse de lo mucho que han tenido que trabajar otros para lograr poseer esos inmuebles.

Para colmo, echar mano de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de poco o nada sirve. Y es que, la mayoría de los okupas saben muy bien cual es el procedimiento a seguir para que no te puedan echar de un inmueble pese a no ser suyo. De hecho, existe un completo manual del okupa circulando por la red desde hace años.

“Todos aquellos que poseen varios inmuebles sienten auténtico terror al saber que alguno de ellos está vacío. Y es que, no es justo que otros vengan a sacar rédito de algo que no es suyo y tampoco es justo que lo utilicen y destrocen” comentan desde Acción Okupa, especialistas en proporcionar protección antiokupa.

De hecho, y como no podía ser de otra manera, ha surgido todo un mundo de negocios para ayudar a los propietarios a proteger sus inmuebles. Entre los más sonados se encuentran las empresas que se encargan de negociar con los okupas y lograr que abandonen el inmueble.

Sin embargo, “cuando lo que se desea es que no lleguen nunca a entrar en el inmueble, entonces es necesario recurrir a otro tipo de medidas, como la instalación de puertas antiokupas”.

Las puertas antiokupas se están convirtiendo en la mejor opción para evitarse sorpresas desagradables, ya que son totalmente seguras, de fácil instalación, resistentes a las aperturas violentas y su llave es de difícil duplicado. Además, para su instalación no es necesario dañar la puerta de entrada al inmueble y, a diferencia del tapiado, permite la entrada al inmueble siempre que se desee.

Sin duda, las puertas antiokupas, ya sea en la modalidad de alquiler o en la de compra, son el mejor somnífero de los que poseen varios inmuebles vacíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.