Nueva ley del alquiler en base al IPC

El pasado mes de marzo, el Boletín Oficial del Estado publicaba una serie de cambios urgentes en lo relacionado con la vivienda y el alquiler. Desde entonces, todos los contratos de alquiler que se firmaran en el interior de nuestras fronteras tenían que asumir todos los cargos introducidos dentro de este marco legal.

Uno de los aspectos que más se ha tratado es el del IPC. Con esta nueva ley, los alquileres no podrán subir más que el IPC durante el contrato. Es posible consultar la actualización de rentas de alquiler por anualidades en la web del INE. Además, como manera de favorecer la seguridad de los inquilinos, se ha ampliado por obligatoriedad el preaviso para finalizar cualquier tipo de contratos.

El IPC, el elemento diferenciador

Mediante las diferentes reformas que se han llevado a cabo con el objetivo de mejorar la ley de los alquileres, el gobierno ha pretendido blindar al máximo la figura del arrendador. Con el objetivo de aumentar al máximo la seguridad de los inquilinos a lo largo de toda la duración del alquiler.

El aspecto relacionado con el IPC es el que más impacto ha causado. Sin embargo, para analizar cómo va a afectar a los alquileres es conveniente entender a la perfección qué es el IPC, así como cuál es su papel. El IPC es uno de los indicadores más importantes en el ámbito económico. A través de su análisis, se permite conocer cuál es la evolución del nivel de calidad de vida que se experimenta en cualquier país.

El IPC puede determinar en gran medida el consumo de determinados bienes y servicios, como ya se ha demostrado. Especialmente en lo relacionado con los bienes que no están considerados de primera necesidad. Sin embargo, es importante hacer especial énfasis en entender que el IPC no mide el precio de los productos, como mucha gente se piensa de manera errónea. Sino que está especialmente diseñado para conocer cómo aumenta o disminuye el precio de los productos con respecto al año anterior.

Un ejemplo muy claro para entenderlo consiste en interpretar los resultados del indicador. Cuando se dice que el IPC ha aumentado en un 5%, realmente se está haciendo referencia a que las familias tienen que gastar un 5% más de dinero con respecto al periodo anterior para comprar los mismos productos. Por tanto, si el IPC asciende y nuestros ingresos no lo hacen, tendremos un nivel adquisitivo menor.

El impacto del IPC en al alquiler

Gracias a esta medida, se consigue regular el precio de los alquileres cuando todavía hay un contrato vigente que los regula. De esta manera, los inquilinos pueden tener la seguridad de que el precio de su alquiler se va a mantener contenido. Uno de los aspectos en los que más hay que incidir cuando se trata de asegurar el bienestar de las partes que forman un contrato de alquiler.

Gracias a esta medida, el gobierno trata de hacer frente a la subida desmesurada de precios que están viviendo los alquileres en España. Especialmente en grandes ciudades, como Barcelona, Madrid, Valencia o Sevilla. Una medida que, pese a no ser suficiente para muchos colectivos, está en vías de conseguir un mayor equilibrio social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.