La máxima deportividad llega a la serie Q de Audi

Los modelos de Audi más vendidos en España son el A3 y el A4, y en cuanto a la gama Q, es el Q5. No obstante, el Q3 es líder su segmento en lo que va de año, por encima del BMW X1. De hecho, para llevarse a casa un Q3 o un Q5 hay que esperar varios meses. Esto es una buena noticia, ya que todos los Q3, incluyendo en nuevo RS Q3, salen de la fábrica de Seat en Martorell. El coche que nos ocupa es el primer Q RS de la gama Audi, y lo lógico es que en el futuro lleguen un RS Q5 y un RS Q7 (la próxima generación Q7 llegará pronto). La gama más deportiva de Audi es cada vez más amplia, y este año se han lanzado los RS5, RS6 y RS7. El RS Q3 es también el primer SUV compacto deportivo, de modo que no tiene rivales y es difícil prever sus resultados comerciales. Hasta ahora, el Q3 se vendía con motores de gasolina 1.4 TFSI (150 CV o 170 CV) y 2.0 TFSI (211 CV), y diésel 2.0 TDI (140 CV o 177 CV). La pregunta es: ¿tiene sentido montar en un Audi Q3 el motor que llevan el TT RS y el RS3? Lo primero que atraerá a los clientes es su diseño. Destacan sobre todo el faldón delantero o las llantas de 19 pulgadas (opcionales de 20). A pesar de ser un 4×4, este coche no está pensado para rodar fuera de la carretera, pero sí para proporcionar seguridad adicional sobre asfalto deslizante. Además, la altura de la carrocería va rebajada 25 mm respecto a otras versiones del Q3. La mecánica 2.5 turbo de cinco cilindros rinde 310 CV, y gracias a la tracción total no es un problema transmitirla al asfalto. En condiciones normales, la mayoría de la fuerza va al eje delantero, pero si se acerca a su límite de adherencia envía par a las ruedas traseras.A la hora de conducirlo es el más fácil de los RS, que en general son muy nobles y no ponen en aprietos a su conductor. Es más bien ligero (1.655 kg) y su suspensión es poco extrema y resulta cómoda. Y aunque es más alto que un Audi RS3, no se puede decir que la oscilación de la carrocería sea un problema a la hora de exprimir su potencial. La respuesta del motor es impresionante y muy progresiva. Hay que tener en cuenta que su aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos es más rápida que la de un Porsche Cayman (5,7 segundos).El otro elemento que hace su conducción especialmente placentera es el magnífico cambio de doble embrague de siete marchas. Circulando tranquilo funciona como un suave automático, y si el conductor quiere cambiar de marchas mediante las levas que lleva el volante, responde con contundencia y rapidez. Esta doble personalidad» del RS Q3 se manifiesta sobre todo al usar el Audi Drive Select y elegir entre tres modos de funcionamiento, ya que modifica la respuesta del acelerador, la dirección y el sonido, de menos a más deportivo. El maletero dispone de 356 litros de capacidad (como referencia, un VW Golf ofrece 380) y los asientos traseros se pueden abatir. El interior presume de la calidad de acabados Audi, superior a la de sus rivales germanos. Añade también elementos tan atractivos como las inserciones en negro brillante lacado o a los asientos deportivos tapizados en cuero y alcántara con la inscripción RS Q3″. Lleva de serie los avisadores acústicos de aparcamiento o un potente equipo de sonido, si bien el navegador es opcional.El consumo medio homologado es de 8,8 litros a los 100 km, pero, como suele ocurrir en los turbo de gasolina, se dispara en cuanto se le exige. Con un precio de 62.400 euros, este Q3 es un capricho que no tiene demasiado sentido, pero que sirve tanto para ir al supermercado como para dejar en evidencia a muchos deportivos de renombre.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/34101097/sc/18/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C110C220Cempresas0C1385132440A0I3845690Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.