Informática con ayuda pública

El plan para modernizar el parque informático, que negocia la industria con distintos ámbitos de la Administración, es en principio una buena idea. Se trata de uno de esos proyectos que sobre el papel puede resultar altamente beneficioso para todas las partes: la propia Administración, las empresas fabricantes y distribuidoras y los usuarios. La primera, porque puede conseguir mejoras para la población y las empresas a sabiendas de que los avances tecnológicos potencian el desarrollo; las empresas, porque se aseguran un mercado para sus productos con un elevado componente de fidelidad, y los usuarios, como destinatarios de productos y servicios de última generación destinados a incrementar sus capacidades y posibilidades de emprender nuevos proyectos. Todo esto dependerá, sin embargo, de cómo se realice la implementación del acuerdo. Un plan Renove informático tiene sentido si no resulta costoso para las arcas públicas. Los programas aplicados al automóvil han demostrado su eficacia, pero tienen sentido por su carácter temporal. La severa caída de ventas de ordenadores preocupa seriamente a la industria informática, y por eso deben ser bienvenidas las soluciones imaginativas. Pero sería un grave error entrar en una dinámica infinita de subvenciones. Tan grave como abrir una carrera autonómica a ver quién da más.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/38939769/sc/33/l/0L0Scincodias0N0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A30C250Cempresas0C13960A0A420A50I850A2150Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.