Fachadas limpias, o el éxito de un sistema simple y eficaz

Forman y han formado parte del paisaje desde siempre y, sin embargo, hoy se han convertido en una auténtica plaga a la que muchas ciudades y lugares del mundo se han visto obligados a plantar cara. Sí, amigos, las palomas ya no gustan tanto como antes, y no pocos han decidido tomar medidas para intentar evitar, en la medida de lo posible, los daños que estos, en apariencia, inofensivos animales causan día a día en edificios y construcciones de toda índole. Y es que, los sistemas antipalomas cada vez son más demandados en la rehabilitación de fachadas en Madrid, así como en muchas otras ciudades y lugares del mundo, en los que la población de palomas representa un problema.

Lejos de haber acompañado a lo largo del camino a infinidad de usuarios y viajeros de las plazas y parques más emblemáticos, nada despreciable la imagen de la impresionante Catedral de Milán desde una Piazza del Duomo plagada de palomas. Las palomas, más concretamente sus excrementos, causan incalculables daños en fachadas, tejados, así como en otros elementos que forman parte de los edificios, obligando a particulares y autoridades a tomar medidas para atajar los problemas y daños que los excrementos de palomas y otras aves comunes están causando día a día en edificios y obras que forman parte del patrimonio cultural.

Fachadas y tejados cubiertos de excrementos, canalones y chimeneas atascados son solo algunos de los problemas más comunes que afean claramente la visión de una ciudad en su conjunto. Problemas que afortunadamente en la actualidad cuentan con fácil solución, basta con instalar un sistema antipalomas.

Pero, ¿qué es y cómo funciona un sistema antipalomas? ¿Son eficaces? ¿se pueden emplear para mantener ahuyentadas otras aves?

Los sistemas antipalomas, consisten, por norma general, en una serie de pinchos que se colocan en todos aquellos lugares en los que una paloma podría posarse y depositar sus excrementos.

Es, por lo tanto, un sistema muy simple, pero muy eficaz, y que es válido para evitar que otras aves que causan problemas como las gaviotas se mantengan también alejadas de las fachadas.

Mantener alejadas a las palomas de las fachadas es una realidad, hacerlo de otros lugares puede que resulte más complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.