El verano, mejor sobre la motocicleta

Durante los últimos años, afrontar la compra de algún bien se había convertido en una misión casi imposible. Las condiciones de los productos bancarios dirigidos al consumo resultaban en muchos casos inasumibles incluso para los ahorradores más solventes. La profunda reestructuración de las entidades obligó a provisionar gran cantidad de fondos, en detrimento del crédito, y la inestabilidad derivada de la escalada de la prima de riesgo añadía más restricción al mercado.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/3a2629d8/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A50C0A50Cempresas0C13992892690I520A0A290Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.