El ladrillo que sobrevive al estallido de la burbuja

Como soldados mutilados que regresan a sus hogares tras una dura derrota en el campo de batalla, las inmobiliarias españolas cotizadas que se mantienen en pie tratan ahora de pasar la peor página de su historia. Colonial, Metrovacesa (excluida de Bolsa el pasado año), Realia y Quabit (antigua Astroc) afrontan el futuro con mejores perspectivas que las que se les presentaban durante el último lustro.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/3b55eb6a/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A140C0A60C0A90Cempresas0C140A233480A10I7126450Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.