Donuts se rompe de madrugada, tras veinte horas de negociación

Veinte horas necesitó ayer la mesa de negociación de Panrico para comprobar, a las seis de la mañana de hoy, de que no era posible alcanzar un consenso sindical lo suficientemente amplio como para apoyar el texto de un nuevo preacuerdo, que se comenzó a elaborar desde las diez de la mañana de ayer con la mediación, de nuevo, de los inspectores de Trabajo.

Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/33e365cd/sc/42/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C110C20A0Cempresas0C13849358440I7799330Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.