Cuando presumir de coche ya no dice nada

El sector del automóvil, como cualquier otro ámbito comercial o industrial, no ha tenido otro remedio que adaptarse a los cambios que ha traído consigo la crisis. Desde la caída de volúmenes de venta y producción, al tipo de vehículo que el consumidor demanda y a la vez descarta. Porque, si hace una década era común comprarse un buen coche por el mero hecho de tenerlo, hoy en día solo acuden al concesionario quienes realmente necesitan uno. Y a veces, ni siquiera.



Enlace a la fuente orginal del artículo: http://com.cincodias.feedsportal.com/c/33500/f/624599/s/30a96508/sc/36/l/0Lcincodias0N0Ccincodias0C20A130C0A90C0A10Cempresas0C13780A483240I8339730Bhtml/story01.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.