Abrir un fondo de inversión y empezar a ahorrar

Normalmente la gente suele pensar que lo mejor que puede hacer con sus ahorros es dejarlos agarrando polvo en la bóveda de un banco, por más que eso no les produzca ningún retorno financiero. Sin embargo, algunas personas más previsoras buscan maneras de invertir su capital en algo que les garantice ganar dinero a largo plazo. Este artículo está escrito para ellos.

Los fondos de inversión son una de las mejores soluciones disponibles en España a la hora de optimizar tu dinero, aunque en estos duros tiempos de crisis y pandemia, toda precaución es poca a la hora de escoger dónde invertir.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es un método de inversión de capital, mediante el cual varias personas, sean naturales o jurídicas, aportan su dinero de tal manera que se pueda gestionar para transformarlos en instrumentos financieros, de manera diversificada, reduciendo los riesgos de pérdidas.

Los fondos de inversión también son conocidos como Institución de Inversión Colectiva, y están formados por los siguientes componentes:

a) Los miembros del fondo, que son los ahorristas e inversores dueños de acciones adquiridas mediante su capital
b) La empresa de gestión: es quien tiene la responsabilidad de iniciar y gestionar el propio fondo, estableciendo su regulación. Suelen ser bancos o empresas de servicios de inversión.
c) Los bancos depositarios: son las instituciones encargadas de guardar los títulos y el efectivo para garantizar y vigilar cada inversión.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para abrir un fondo de inversión?

Para crear un fondo de inversión, se recomienda estudiar a fondo el Reglamento de Desarrollo de la Ley 35/2003, sobre Instituciones de Inversión Colectiva. Resumiendo, hace falta presentar una solicitud a la CNMV, que incluya los siguientes requisitos:

a) La memoria
b) Un certificado de profesionalidad y honorabilidad para los miembros de la dirección de la institución
c) El folleto del fondo
d) El documento de datos fundamentales para el inversor
e) El reglamento referente a la administración del nuevo fondo

Asimismo, hace falta reunir las siguientes condiciones:

a) Tener un patrimonio mínimo de 3 millones de euros
b) Un mínimo de 100 accionistas
c) Nombrar un depositario y una sociedad gestora a cargo de controlar el fondo

Conseguida ya la autorización de constitución, se debe inscribir en el Registro de la CNMV para poder empezar a operar.

Tipos de fondos de inversión

a) De Renta Fija: son inversiones de probable rentabilidad y menos riesgos de pérdidas. Suelen ser deuda, bonos o letras del tesoro

b) De renta variable: son inversiones mucho más volátiles en el mercado, como acciones de la bolsa, permitiendo alcanzar beneficios mayores a las de renta fija, aunque también son más riesgosas.

c) Mixto: en este caso, el fondo puede invertir tanto en elementos de renta fija como variable, según los gustos de los accionistas del fondo.

d) De inversión garantizados: como su nombre indica, estos fondos garantizan el nominal de la inversión, o al menos una parte del mismo.

Conclusión

Investiga y busca todo lo que puedas sobre fondos de inversión. Si puedes, evita campos sobresaturados y asegúrate de pensar muy bien donde invertirás el patrimonio de tu institución, sobre todo si no tienes una garantía mínima. Lo ideal es que busques un asesor legal e impositivo que te ayude a plantear la mejor estrategia para proteger tus intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.